Sunday, 13 February 2011

Las redes sociales: tendencias

Lady Gaga, sin problema
30%, bueno con trampas, pero más o menos acerté…
Yahoo, incorrecto....
España,  no hemos acertado, lo cual es algo curioso, ya que es donde  vivimos…  
Todos los presentes son personas que usan los nuevos medios de comunicación como herramienta indispensable en su trabajo, sin embargo, el pequeño concurso de Kathryn Corrick nos costó…Las preguntas que van con las respuestas arriba son.. la persona con el mayor número de amigos en Facebook, por supuesto Lady Gaga, más aún que el joven Justin Bieber; las mujeres  dedican 30% más de su tiempo a las redes sociales que los hombres; Yahoo no es el segundo buscador más usado, ese honor recae en Youtube; y el país en el segundo puesto del ranking en el uso de las redes sociales es España: el número uno es Rusia. Supongo que eso lo sabías, pero  nosotros no.
Lo que este ejercicio demuestra es que si usamos los nuevos medios de comunicación en nuestro trabajo, conviene evitar las generalizaciones y concretar los hechos. La verdad es que Kathryn Corrick explicó  muchas cosas durante un día de formación  a lo cual yo tuvo la suerte de asistir de parte de la organización que me contrata. Estos comentarios los escribo a nivel personal.
Creo que lo más importante que ha dicho Kathryn es que la estrategia comercial es la que manda sobre la estrategia de los contenidos digitales. Da igual las palabras en Twitter y las líneas en Facebook: no sirven para nada si no apoyan una estrategia integrada y coordinada.  
El Segundo punto más importante del día, para mí, ha sido la importancia de no despreciar las herramientas de marketing tradicionales: esa hoja imprenta que aparece en el bolsillo al legar a casa y nos recuerde reservar las entradas al teatro; esa folleto a todo color, tan goloso y lujoso al pasar las páginas; y ese calendario que tienes pegado al frigorífico gracias al imán, que está allí cada mañana cuando buscas la lecha para el desayuno. Para no decir nada del correo electrónico, poco glamoroso, pero potente.
Me encantó la mención del  uso del símbolo # en Twitter, y el aviso sobre el viajero que terminó en la cárcel por enviar un mensaje incendiara, nunca mejor dicho, mientras soportaba una espera interminable en un aeropuerto en Inglaterra. Nos dio Kathryn una lista muy útil de enlaces de búsqueda. Ya sé que son cosas que debo haber encontrado antes, pero no es así, y agradezco mucho que si busco en algunas páginas puedo comprobar la visibilidad de una marca en tiempo real:  
Se trata de disponer de los hechos, de estadísticas, en vez de apoyarse en las corazonadas y fantasías. Estos enlaces nos proporcionan la información que nos faltó.
Otra cosa de gran importancia: hay que tener en cuenta que  cuando ponemos en marcha un nuevo blog , foro, página de Facebook o cuenta en Twitter, es gratis pero no es sin coste: el compromiso en tiempo para mantener la atención necesaria para atender a los clientes a través de cualquier de estos medios es considerable  y es inútil ponerlo en marcha sin antes planificar quién va a responder al tráfico que se genera.
Al investigar las páginas web de unas empresas nos quedamos impresionados por algunos ejemplos y decepcionados por otros: sobre todo porque en el caso de unas empresas multinacionales el contenido fue idéntico en todos los medios, sin diferencia entre ellos. También nos quedamos desconcertados al ver que, al entrar  en la página de Facebook de un editorial británico pudimos hojear las fotos de los amigos de los amigos de su página cuando la verdad es que no  era asunto nuestro ver las imágenes de esas personas. Creo que no sirve echar la culpa a las personas que no han programado correctamente  las condiciones de privacidad: creo que la culpa recae sobre el diseñador de la página de la empresa.  
En un momento del día nuestra atención se desvió y nos pusimos a debatir si es verdad que todo el mundo está pegado a su teléfono inteligente todo el día, enviando mensajes de texto y comunicando vía Twitter  los 24 horas del día. ¿Qué hay de una estadística que nos informa que hay un porcentaje de la población que no se mueve más allá de 10 km de su casa en todo el día, semana tras semana?
¿Y qué hay de la ética? Hay empresas que han desarrollado la tecnología que te permite ponerte en riesgo de peligro al informar a todo el mundo dónde estás en cada momento. ¿Cuál es nuestro deber cara a las campañas de marketing que fomento el uso de esta aberración de la tecnología? ¿Tomamos parte en su uso, o vamos a hacer todo lo posible para borrarla del mapa de las redes sociales?
Luego llegó el momento de la verdad, la dura realidad. Kathryn nos mostró uno de los muchos ejemplos  gráficos. El ejemplo en cuestión muestra una cantidad increíble de redes sociales, Hi5, Linked-in…. una tras otra, algunas conocidas aquí y otras desconocidas, porque la representación de estas redes a menudo  depende del idioma que  usan o  de su localización geográfica.
Kathryn fue tajante: ¿no es mejor introducirnos a través de las redes en las cuales nuestros clientes actuales y potenciales ya están inscritos que insistir en crear nuevos grupos, nuevas páginas de Facebook, ya que, al final, la gente tiene otras cosas que hacer?
Aunque cuesta creerlo, algunas personas prefieren vivir su vida, hacer no sé qué, incluso disfrutan de ver  X-factor en la televisión, y, peor aún, algunas personas quieren mantener sus redes sociales como un oasis de paz, un lugar para relajarse, estrictamente cerradas al negocio y personal, un pasatiempo divertido. Puede ser que estas personas no quieren nuestras ofertas en sus redes y que nos ven como intrusos: el único que van a hacer es enviar nuestros mensajes a la papelera.
Supongo que, al final, sigue siendo un poco cómo cuando estuvimos en el colegio: hay que quedar pegados a los verdaderos amigos, aunque sean pocos porque, sean cual sean sus razones, no todo el mundo quiere ser tu amigo en Facebook.  


No comments:

Post a comment